El poder de los zumos exprimidos

La única manera de poder estar completamente seguros de que vamos a disfrutar al máximo de las vitaminas de un buen zumo es precisamente comprobar que se acaba de exprimir; esto es fácil de saber, lógicamente, porque nosotros mismos nos lo tenemos que haber preparado. No obstante, nosotros nos referimos a aquellos zumos que podemos encontrar en los supermercados en los cuales se asegura que se han exprimido y de forma inmediata se ha procedido con el proceso de embalaje. Esto suena bien ¿verdad? Pues no siempre es cierto.

El principal problema de tomar un zumo de esta manera es que ten por seguro que le habrán añadido toda una serie de conservantes y colorantes que, a pesar de que hará que pueda durar mucho más para no ponerse malo, lo cierto es que también tienen la habilidad de perjudicar de una forma muy nociva a nuestra salud.

Siempre que puedas deberías de comprar tu mismo las naranjas, utilizar un determinado modelo de exprimidor y sacarle el máximo zumo posible. Es cierto que esto puede llegar a ser algo tedioso de hacer, sobre todo si se hace de forma diaria, pero vale la pena.

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *